El Observador de la Comunidad Hispana

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

INFOGRÁFICAS

UN 2018 LLENO DE OPTIMISMO

...

UN 2018 LLENO DE OPTIMISMO

FIESTAS PATRIAS EN LOS ÁNGELES CON AMANDA PORTALES

...

FIESTAS PATRIAS EN LOS ÁNGELES CON AMANDA PORTALES

BERENICE ONOFRE VÁSQUEZ: UN ORGULLO DEL PERÚ QUE INSPIRA SUEÑOS

...

BERENICE ONOFRE VÁSQUEZ: UN ORGULLO DEL PERÚ QUE INSPIRA SUEÑOS

IMÁGENES REALES: LA CHICA REAL DE PERUVIANPRESS

You must have Flash Player installed in order to see this player.

COLUMNA DE OPINIÓN: ASI ES MI PERÚ

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 18
MaloBueno 

Marco La Jara NO APTO PARA HINCHAS DE LA "U"*


La muerte de un hincha de la “U” fuera del estadio Monumental de Ate es sólo consecuencia de los actos del propio Club Universitario de Deportes. La rivalidad entre Alianza Lima y Universitario es de vieja data y ambos se han disputado cierta supremacía en lo que ha fútbol se refiere. Un clásico del fútbol peruano involucra toda una semana de comentarios, donde participan los medios de comunicación de manera activa “picando” a cada uno de los actores de dicho evento deportivo, tanto a nivel de jugadores, ex jugadores, entrenadores, dirigentes e hinchas de ambos equipos.

Argumentos como que la “U” fue subcampeón de la Copa Libertadores y que Alianza Lima tiene 14 clásicos más ganados que la “U” o que Alianza Lima se retiró en un clásico cuando iba a ser goleado o que Alianza Lima le ganó alguna vez a Universitario por 9 a 1, son detalles que entre ambos hinchas se dicen o se echan en cara sin tapujos.

Sin embargo, un dirigente de aquellos que nunca debió llegar al fútbol peruano y menos a Universitario de Deportes como Alfredo Gonzales, soltó la novedad de que había hecho un censo y que éste arrojaba que la “U” tenía el 53% de hinchas de fútbol en el Perú. Ello suponía que Boys, Alianza, Cristal y los demás equipos, conformaban el otro 47% de hinchas, lo que disminuía al eterno rival de la “U”. Durante esa época, Gonzales logró que los hinchas de su equipo generaran un odio visceral contra Sporting Cristal, llegando a crearse un eslogan que decía: “Alianza es nuestro rival, Cristal es nuestro enemigo”.

El argumento que usó Gonzales era que Sporting Cristal “amarraba” los partidos a través de los árbitros y que ello hacía que Cristal ganara y ellos perdieran. Luego, dicho odio se vió reflejado en el incendio causado por hinchas de la “U” con una una bomba molotov, al autobús de Cristal (con jugadores adentro) luego de perder 2 a 1 es su propio estadio Lolo Fernández en el distrito de Breña.

El cholo emergente que se ve reflejado en un equipo pujante, remando contra la adversidad. El obrero que busca su superación gracias a su esforzado y riesgoso trabajo. El peruano desplazado, capaz de salir adelante a pesar de sus limitaciones, se ve reflejado en la “U”, en ese equipo de jóvenes universitarios cuya máxima expresión es la ya histórica “garra crema” y que termina confundiéndose con matonería, agresión,  maltrato, amenaza e insulto.

Dicha matonería se ve personificada en ídolos como José Carranza, el León Rodriguez y Toñito Gonzales, cuando bien podían destacar el empuje del Chemo del Solar, la entrega del Diablo Drago o Rainer Torres, jugadores que representan una actitud ante la vida y no un sentimiento, como absurdamente se dice y se distorsiona.

Los hinchas de la “U” se obsesionaron con ser más que Alianza o que Cristal en número de hinchas y/o en número de asistentes a sus barras, cuando debieron procurar tener más y mejores jugadores. Esa obsesión les valió para meter en éstas a cuanta gente pudieran sin medir las consecuencias. Invitaron a cuanto joven en la vida existía, teniendo como ídolo a Misterio, como expresión la bronca y como ágape la droga o el alcohol. De Misterio se hizo una miniserie generando una idolatría negativa en alguien que portaba armas, consumía alcohol y drogas como si se trataba de golosinas adquiridas en la bodega. Él rompía el sistema de reglas y ponía las suyas como las únicas a seguir. Se convirtió en el paradigma de la más grande barra de fútbol que ha tenido y tiene el Perú, como es la Trinchera Norte, la misma que lo catapultó a niveles populares, masivos, siendo su trágica muerte un estímulo para jóvenes sin rumbo, sin ejemplos, sin valores.

Institucionalmente la “U” fue un desastre al creer que teniendo una gran barra iban a superar cuanta adversidad futbolera se le presentaba. Papás profesionales, profesores universitarios, médicos, jueces y/o abogados. Altos ejecutivos, decisores de los destinos de empresas e instituciones públicas, son incapaces de reconocer –como hinchas- el daño que han hecho incentivado a que los flashes del fútbol se trasladen a las tribunas y a las calles, desconociendo su responsabilidad sólo porque se trata de sus colores y/o porque sus hijos están metidos en esta vorágine estúpida de violencia, alentándola desde la comodidad de sus muros (en facebook), que ellos mismos no pueden parar.

Escuchar a Gianmarco, Julio Andrade o Juan Carlos Tafur, hombres de bien, avivando a un hincha crema a que los partidos se ganan dentro y fuera de la cancha es intolerable. Escuchar a Phillip Butters, tratar de quitarle la responsabilidad al Loco David y al Cholo Payet, sólo porque son hinchas de la “U”, es absurdo y además patético. El Loco David, graduado de la Universidad del Pacífico, la misma que educó a Luis Castilla y Meche Araoz, técnicos de primer nivel en la solución de problemas económicos del país, no supo recibir las enseñanzas de sus catedráticos, o encontró en su padre la permeabilidad para hacer lo que le da la gana. ¿Qué falló en él? Sin duda fue su padre, incapaz de pedir perdón por lo ocurrido, aún cuando su hijo no haya sido el que empujó a Walter Oyarce. Vemos al papá haciendo el ridículo cuando dice, “yo le creo a mi hijo” siendo evidente que no conoce a su propio hijo.

La “U”  ha cobijado a cuanto joven abandonado en la vida está y lejos de encaminarlo, lo ha embrutecido con su violencia, de ahí Misterio, Bolón, Cachema, David, Payet, Calígula, Ratón, Grillo. De ahí las miserias que generan cuando van a provincia. A Chimbote llegan y hay un muerto siempre, pues allá ya los esperan. Hoy son campeones y esa euforia debieron usarla para alentar la paz, alentar el destierro de la violencia. En un clima de éxito como les ocurrió merecidamente en diciembre del 2013, debieron pacificar la “U” como uno de sus objetivos, pero no, la soberbia del ganador, del poderoso, del mejor los cegó y hoy tienen que vestirse de negro y acompañar a sus muertos. Este es no es un problema de las barras como quieren presentarlo, es un problema de la “U”. Yo quiero ayudar, lo hago por el fútbol del Perú.

 

* Nota de Redacción: Los comentarios vertidos en el presente artículo son de única y exclusiva responsabilidad del autor.

 

SOFTWARE PERUANO

You must have Flash Player installed in order to see this player.

REVISTA KUSKA

You must have Flash Player installed in order to see this player.

RESCATE EN MAUI

You must have Flash Player installed in order to see this player.

SALVEMOS LA OROYA

You must have Flash Player installed in order to see this player.