El Observador de la Comunidad Hispana

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

INFOGRÁFICAS

UN 2018 LLENO DE OPTIMISMO

...

UN 2018 LLENO DE OPTIMISMO

FIESTAS PATRIAS EN LOS ÁNGELES CON AMANDA PORTALES

...

FIESTAS PATRIAS EN LOS ÁNGELES CON AMANDA PORTALES

BERENICE ONOFRE VÁSQUEZ: UN ORGULLO DEL PERÚ QUE INSPIRA SUEÑOS

...

BERENICE ONOFRE VÁSQUEZ: UN ORGULLO DEL PERÚ QUE INSPIRA SUEÑOS

IMÁGENES REALES: LA CHICA REAL DE PERUVIANPRESS

You must have Flash Player installed in order to see this player.

COLUMNA DE OPINIÓN: ASI ES MI PERÚ

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 10
MaloBueno 

Marco LaJara EL FUTBOL Y LA PARADA*


La realidad de nuestro país se puede ver reflejada en uno de los deportes más lindos del mundo y quizás el más común de todos, el Fútbol. Todos saben que necesitamos una solución, como el drama que vive La Parada, pero se ha establecido tal status quo que resulta casi imposible luchar contra los ambulantes del Fútbol, la suciedad del Fútbol, la criollada del Fútbol, la informalidad del Fútbol.

Luego de nuestra eliminación para participar en el Mundial de Fútbol de Brasil 2014, los periodistas deportivos, ex jugadores y líderes de opinión iniciaron una cacería contra el ex DT de la selección, Sergio Markarián, y el capitán Claudio Pizarro, sindicados como cómplices del Presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Manuel Burga Seoane, autor legítimo de la debacle del Fútbol Peruano.

Valgan verdades, nuestro Fútbol está así desde los años 80, donde los nuevos dirigentes no tuvieron la capacidad de visionar el Fútbol moderno, el que necesitaría atletas en las canchas y no a talentosos o equilibristas con la pelota, y además, que estos atletas tuvieran la fortaleza mental y emocional para fijarse un objetivo sin temores e ir tras la búsqueda de la excelencia. Ahí se generó el punto de quiebre. Con solo talento, el Perú entró en un proceso de fracasos, cuya consecuencia vemos reflejada en este proceso eliminatorio que acaba de terminar. Algunos acusadores dicen que Sergio Markarián nos “vendió humo”, haciéndonos creer que iríamos al mundial. Quien lo creyó es su problema, pero lo que sí creo es que don Sergio tuvo tres jugadores de primer nivel y diez  “achorados” jugadores con los que se podía contar siempre que su preparación ocasional (para cada partido) hubiese sido 100%; renunciando a “las noches” y teniendo a una tribuna llena, alentando  los 90 minutos, situación emocional que bastante necesitamos. Creo que a eso apeló Markarián. Errores tuvo, pero no creo que malas intenciones y mucho menos ganas de sorprendernos como lo afirman periodistas sabiondos.

Jugadores del nivel de Pizarro, físicamente aptos y mentalmente fuertes son un ejemplo del jugador que debemos producir, generar y preparar a través de nuestras divisiones menores, pero lejos de alentar esa propuesta, la admiración por Chiroque, Waldir o Juan Manuel Vargas es la que más se acerca a los ideales del consumidor de fútbol, al público de los estadios, al futbolero, al hincha, al pueblo, y eso se debe a un tema estrictamente cultural. Como sociedad somos poco exigentes y es que la “Gratificación Inmediata” (Alonso Cueto) nos gana; ganar más sin méritos, no saber esperar el turno, tolerar al resto, respetar la autoridad, son cosas básicas que como sociedad hemos perdido.  Miremos lo que producimos como policías, presidentes, congresistas, ministros, alcaldes, presidentes regionales, en general, miremos nuestras autoridades que son producto de nuestra sociedad. Si un alumno busca el 20 luego de recibir un 17, está mal… Si presentas la tarea cuando el profe se olvidó de pedirla, está mal… Justificas que tu hijo menor de edad tome o fume, porque lo hace contigo o cerca de ti sin considerar que el alcohol es nocivo para el cerebro de un púber. Criticas todo el tiempo a tus autoridades en nombre del Perú, pero cuando eres miembro de mesa, “te lamentas”. Si ganas más plata en tu trabajo, buscas el auto nuevo o el mejor celular, lejos de invertir en mejor educación para tus hijos. De esta sociedad salen nuestros futbolistas y también nuestras autoridades y dirigentes.

Waldir o Manco, admirados por un pueblo. Un zambito o un chiquillo que salió de las barriadas, haciendo piruetas en el área rival, metiendo goles y rodeado de chicas “regias”, con un soberbio último modelo, con lentes oscuros (de marca) y su buen reloj como meta. Chiroque, el típico provinciano que da un salto a la selección peruana luego de los 30 años de edad. Un delantero sin gol y sin desborde pero con harto talento en el regate corto. En la Copa América de Argentina, cuando lo vieron jugar advirtieron la aparición de una promesa cuando William ya tenía 31 años. Apareció a esa edad porque la madurez emocional para soportar rivales rigurosos y extranjeros, presión, estadios llenos, entrevistas, saludos u homenajes, recién le llega a esa edad, justo cuando el ritmo de vida ya cambió debido a que un futbolista forma su propia familia y tanto el sueño, como la alimentación y las obligaciones familiares lo distraen. A eso se le suma que las lesiones se recuperan con mayor lentitud, además que el costo de adaptación al clima y entorno, es más complicado.

“El Fútbol es para los pendejos”, frase acuñada por el gran ídolo de la “U”, Roberto Challe, talentoso con la pelota en los pies como César Cueto, Hugo Sotíl y Pedrito Ruiz; ¿qué aportaron fuera de geniales jugadas?, ¿qué nos enseñaron Challe, Cueto o Barbadillo?, ¿Leguía, Velásquez o Guillermo La Rosa?, son los ídolos de mi niñez. Recuerdo que quería ser negro para parecerme a Cubillas o Uribe. ¿Cuánto ejemplo han dejado estos deportistas en la comunidad del Fútbol? Nuestra sociedad y comunidad futbolera ha sido incapaz de generar espacio para exigir a estos ídolos, trascender. Basta con tomarse una foto o una cerveza en agradecimiento a un partido memorable. Chile, Ecuador y Colombia, tienen ídolos como ejemplo a seguir e involucrados en el Fútbol de menores o Fútbol base. Ni hablar de Italia, Alemania y Francia donde tienen ex jugadores que manejan y asesoran a los principales clubes del mundo y son parte de la organización UEFA. Aquí, nos quedamos en la absurda comparación entre Franco Navarro y Guillermo La Rosa con Claudio Pizarro y Paolo Guerrero, atribuyéndole a los primeros, entrega, patriotismo, compromiso y demás conceptos imposibles de medir, cuando lo que debería verse es la capacidad para desarrollar “Fútbol” y su adaptación a los requerimientos del seleccionador de turno. ¿Saben cuántas veces –en la historia- Perú le ha ganado a Chile, en Santiago? Ninguna… ¿Cuántas veces Perú le ha ganado a Ecuador, en Quito? Ninguna… entonces, que no se hable del pasado como si Perú haya sido –alguna vez- potencia en Sudamérica.

La Federación Peruana de Fútbol, como ente máximo y representante de la FIFA en Perú debería administrar nuestras selecciones, cuyos equipos se puedan nutrir –mayoritariamente- de jugadores que provengan de los mejores clubes que cuenten con equipos profesionales en la máxima división del Fútbol Peruano. Por ejemplo, Alianza, Cristal y la “U”, deberían tener un ejército de jugadores por aportar a las selecciones peruanas ya que el ente rector ha establecido los requisitos para participar en el Campeonato Nacional de Fútbol Profesional y dentro de estos se debería tener divisiones menores formalizadas, con logística estandarizada (las dimensiones de los arcos, las canchas, el peso del balón, etc), entrenadores titulados y no el ex jugador profesional desempleado, metas a corto plazo, objetivos institucionales y sectoriales, auditorías selectivas y que todo esto sea incorporado dentro de las Políticas Públicas, ya que no olvidemos que estamos hablando de los niños del Perú. De este universo no se descartan instituciones del nivel de Esther Granda de Bentín (EGB), hoy, la mejor que tenemos en el mercado local.

Jose Antonio Chávarri, representante del FC Twente de Holanda en Perú, le llama a todo este esquema “cambio de chip” y es verdad. Las autoridades del Fútbol deberán cambiar los métodos y formas que, por años, han generado sólo fracasos. Yo creo que Manuel Burga, principal responsable de las miserias de nuestro Fútbol, nunca querrá cambiar el chip, ya que eso le generará mucho trabajo y además, no tiene la capacidad ni la convocatoria de gente capaz y trabajadora. La  gente que sabe y actúa de buena fe llegaría junto con su capital (recursos humanos,  “know how”, relaciones públicas y recursos económicos) y desplazarían a los Burga actuales, razón por la cual este señor no dejará el Fútbol, más aún cuando como sociedad débil nos seguimos peleando por tener la razón o dársela al amigo. La SAFAP debería liderar un cambio ambicioso en la estructura del Fútbol. Francesco Manassero y su equipo, con la experiencia acumulada ya deberían proponer la visita de colegios a los entrenamientos de los equipos profesionales de Fútbol. Que los alumnos vean el esfuerzo de un deportista y presencien los entrenamientos. Tengan contacto con ellos y hacer que el futbolista internalice la idea de ser un ejemplo para los jóvenes, así estarían generando  una autoregulación entre la sociedad y el jugador. Serán los futbolistas los que envíen mensajes contra la violencia en los estadios, contra el racismo o a favor de actos de solidaridad. Enaltecer al futbolista, quien se ha convertido en un integrante de la farándula. En fin, hay que meterse con zapatos y todo y evitar que los clubes, como en La Parada, sean puestos de venta sin extintores, ni licencias, ni trabajadores calificados. Evitemos que la inmundicia merodee por el deporte y que una jauría de indecentes nos desplacen a pedradas. Ya los tenemos identificados así que, tener seguridad, orden, formalidad y ahuyentar a la delincuencia no es muy complicado. Los malos se juntan en bandas y partidos políticos; los buenos están cada uno por su lado. Nuestra sociedad  necesita ese cambio: lo justo varón.

*Nota de Redacción: Las opiniones vertidas en la presente Columna de Opinión son de responsabilidad exclusiva de su autor.

 

SOFTWARE PERUANO

You must have Flash Player installed in order to see this player.

REVISTA KUSKA

You must have Flash Player installed in order to see this player.

RESCATE EN MAUI

You must have Flash Player installed in order to see this player.

SALVEMOS LA OROYA

You must have Flash Player installed in order to see this player.